NOTICIAS DE

CONTACTO

LINEA DIRECTA: 1121765585 (Tel / SMS / WhatsApp)
Facebook: El Inquisidor Online
Instagram: @elinquisidoronline
Mail: Lucasgabrieldiaz24@gmail.com
DIRECTOR PROPIETARIO:
Lucas Gabriel Diaz
Fundado el 3 de Agosto de 2017

INFORME ESPECIAL: PROTESTA POR VECINO DE GUTIERREZ VIOLENTAMENTE ATACADO POR PATOTA: QUEDO CON MUERTE CEREBRAL

Publicidad

IMAGENES EXCLUSIVAS
Bronca, indignación, impotencia, e injusticia. Así con estas palabras se puede describir a la familia de Alfredo Rojas, el hombre de 36 años que pelea por su vida tras ser atacado por una patota en la noche de este domingo 14 en 414 y Camino Real, en la localidad berazateguense de Juan María Gutiérrez. Este miércoles alrededor de las 15.30, familiares y amigos de la víctima se congregaron en las puertas de la comisaría Tercera, en 415 y 458. Allí protestaron para que se detenga al único prófugo en ese entonces, teniendo en cuenta que hubo tres detenidos: Franco Cappi, Lucas Torres y Fabián Galván. Se produjeron fuertes discusiones con autoridades de la mencionada seccional. Los acusaban de proteger al forajido identificado como Gonzalo Morales, ya que, según ellos, la madre del potencial asesino, de nombre Silvina Díaz, vende drogas en complicidad con la policía. En un instante se produjeron pequeños incidentes dado a que les impidieron prender fuego bolsas de basuras, vallas de plástico, y demás elementos en el cordón de la vereda de acceso a la comisaría. La indignación fue tal debido a que varias vueltas le dio el personal policial en estos altercados de palabras, a tal punto que luego de una reunión que mantuvo con la esposa y la madre de Alfredo, esta última comenzó a sentirse muy mal de salud (primero le bajó la presión, fue asistida en la Unidad Sanitaria 3. Allí se le hizo un electrocardiograma, cuyos resultados no fueron favorables y por ello fue trasladado por el SAME al hospital Evita Pueblo, donde su hijo también está internado). 

Asi quedó la madre de Alfredo luego de la reunión con policías de la comisaría 3ra. 


Luego de una hora y media de permanencia en el lugar, se dispuso una orden de allanamiento en el domicilio en cuestión: 462 al 1360 entre 413 y 414. Entonces los manifestantes se fueron al lugar donde viven los involucrados: tanto el agresor que dio el golpe letal como la 'transa'. Al llegar a la esquina de 414 y Camino real, lugar donde fue el brutal ataque que dejó a Rojas con muerte cerebral, los amigos de Alfredo, consumidos por la bronca y la impotencia, se detuvieron en la casa de uno de los detenidos, ubicado en esa esquina, y provocaron destrozos en la misma. Los familiares trataron de contenerlos y desistieron de sus actos. Luego, se congregaron en la esquina de 462 y 414, lugar donde vive Alfredo y familiares, para esperar al personal policial a que lleve adelante la requisa tan esperada en la casa de Díaz y Morales. Minutos más tarde, arribaron policías de la seccional Tercera, junto con fuerzas especiales y procedieron al despliegue en la vivienda de la dealer y del autor material de la violenta golpiza que le propinaron a Rojas. Los parientes de Alfredo llegaron a ver a uno escapando por detrás de la morada pero los efectivos no llegaron a alcanzarlo. A pesar de que en un principio aplaudieron a los policías en los primeros minutos, volvió la desconfianza: se pusieron a pensar que todo esto fue una puesta en escena. Minutos más tarde apareció personal de Infantería a custodiar la puerta de la vivienda. Allí se mantuvo un diálogo con el jefe del cuerpo mencionado y la familia por la acción policial poco satisfactoria. Reclamaron de que ningún familiar salió de testigo y que minutos previos al operativo salió todo arreglado con la parte comprometida.

COMO FUERON LOS HECHOS



Alfredo Rojas, de 36 años, fue interceptado al salir de su casa de la por un cuatro sujetos que le partieron un caño en la cabeza. Los investigadores intentan esclarecer si se trató de un robo o de un ataque vinculado a una venganza, ya que los atacantes y la víctima eran vecinos y se conocían desde antes e incluso habían comido juntos hasta hace unos días atrás.
Yanina, su mujer, habló con el diario porteño 'Crónica', y comentó que, luego de la brutal paliza, "Lo dejaron tirado como un perro. Queremos que se haga justicia por Alfredo. Los médicos nos dijeron que lamentablemente no va a volver". Luego del hecho, fue derivado al Hospital Evita Pueblo, donde permanece internado con muerte cerebral. En estas horas se agravó su cuadro, debido a que descubrieron otros golpes muy fuertes en el tórax, y además tendrá que ser operado de vuelta en la cabeza dado que los médicos descubrieron allí otro hematoma. A pesar de las intervenciones, lamentablemente no favorecen en nada a su salud. Cada vez más se hace muy difícil su recuperación.

COMO SIGUE TODO

En la noche de ayer miércoles liberaron a otro de los detenidos, quedando solamente dos apresados, y hoy hace unas horas atrás la familia impidió que un flete, contratado por la señora Díaz, cargara cosas de la vivienda. Por ello tuvo que intervenir personal policial. El camión llegó a escondidas, pero al toque se dieron cuenta y se produjeron intercambios de gritos e insultos entre los familiares de la víctima y del verdugo y su madre dealer, que viven al lado. Literalmente querían borrar evidencias.
Publicidad

Descargo de responsabilidad: las imágenes, artículos o videos en este sitio web a veces provienen de otras fuentes de medios. Los derechos de autor pertenecen totalmente a la fuente. Si hay problemas con respecto a este asunto, puede contactarnos aquí.
Related Posts
Disqus Comments

ANUNCIA CON NOSOTROS

ANUNCIA CON NOSOTROS

VARIADITO


© Copyright 2017 EL INQUISIDOR ONLINE - All Rights Reserved - Template Created by goomsite - Proudly powered by Blogger